20 de febrero de 2017

EXITOSÍSIMA 5° EDICIÓN DE 'ARATA EN CELESTE Y BLANCO'



Considerada ya una de las fiestas más populares del norte pampeano, este fin de semana se realizó la 5° edición de "Arata en Celeste y Blanco", con un marco de público imponente, que superó las mejores expectativas y desbordó las instalaciones del campo de doma de la localidad, reuniendo a unas 2000 personas.

A las 21hs comenzaron los espectáculos. La apertura estuvo a cargo de La Maruja Ballet, con una presentación destacada, en la cual, sobre el final de su actuación, pusieron en alto el reclamo por el Rio Atuel, algo que desarrollarán durante todas sus actuaciones en lo que resta del año, llevando a cada escenario la petición por nuestro río.


Luego llegó el canto de la mano de Alberto Lucero, de la localidad de Rancul, conjugando con sus letras el dolor, la esperanza y la belleza del ser humano a través de sus canciones. Más tarde fue el turno del ballet de Agustoni, que con su baile y su vestimenta cautivaron al público presente. Pasadas las 22 hs llegó el turno de la música santiagueña de la mano de Los Barakajales, con su homenaje a Los Carabal, presentando un brillante repertorio a todo el público.


Desde Ing. Luiggi se hizo presente, La Tropa Malambo, que actualmente cuenta con 20 alumnos y 3 músicos, entre ellos Martin Gallardo, y regalaron una presentación de malambo, parte de la categoría infantil que forma parte de este grupo.

Por otra parte sorprendió a los espectadores, una imponente puesta en escena en el campo de doma, montada para la realización de un homenaje a la Pachamama. Los ballet locales Pampa Huenke y Antú Kiyen, además del ballet de La Maruja, Chayacó, hicieron una importante representación homenajendo a nuestra madre tierra a través de un recorrido por las diversas danzas que conforman nuestro repertorio nacional. 



Hubo un despliegue impactante de jinetes a caballo perteneciente a la agrupación gaucha local, que conjuntamente con los ballets danzaron utilizando el fuego como elemento de la danza. La demostración sobre el campo de doma dejó anonadados a todos los presentes.



Luego de las 23 hs, llegó la actuación tan esperada del chacarero cantor, Carlos Ramón Fernández, quien se hizo presente por primera vez en la localidad, interactuando con el público. Su sencillez, humildad, valores y la conservación de su esencia de campesino, le permitieron llegar a convertirse en uno de los artistas más populares y queridos del folklore nacional. Con 16 discos editados, repasó sus grandes éxitos y temas de su último trabajo titulado “El último espejo”. 


Luego de una hora de actuación, Carlos manifestó sobre el escenario, su total agradecimiento con los aratenses por el cariño y con el Sr. intendente por la atención que recibió durante su estadía en la localidad.


Continuando con la actuación de los ballets, realizó una excelente y cautivadora presentación la categoría infantil del Chayacó de La Maruja, y luego fue el turno de la murga “Los Brillantes del Barrio”, quienes le pusieron el colorido a la noche, una murga de la ciudad de Gral. Pico compuesta por 60 chicos de diferentes edades, quienes bailaron ocupando todo el predio del campo de doma al compás del ritmo carnavalero. Ritmo que continuó luego con la actuación de Tinku, grupo de amigos que logró posición, no sólo provincial, gracias a su propia identidad y a su particular repertorio, que combina canciones propias con el cancionero popular argentino. 


Dos ballets más actuaron antes de cerrar la noche, ellos fueron Ballet Miskila, de Gral. Pico, con un cuadro estilizado y Agrupación El Fortín de la localidad de Ing. Luiggi con arunguita, zamba y chacarera. 


En el canto, y en el final de la 5ta edición de Arata en Celeste y Blanco, llegó el joven Germán Palacios de la localidad de Rancul, dejando a todos sorprendidos con sus canciones, su voz y su talento con la música.



La locución y conducción del evento fue impecable, estando a cargo de Claudia Gutiérrez y Beto Ayala. Todo se desarrolló con absoluta normalidad y duró hasta altas horas de la noche, con la excelente atención en los puestos de comidas a cargo de varias instituciones de la localidad, un destacado servicio de cantina, e innumerable cantidad de artesanos y expositores de diferentes localidades.