26 de julio de 2017

ARATA: NO SE PUEDEN EJECUTAR OBRAS PORQUE 'NO HAY PISO'



El intendente de Arata, Henso Jorge Sosa, manifestó preocupación porque “no están dadas las condiciones” para ejecutar obras en los caminos vecinales para facilitar la transitabilidad de los productores agropecuarios. Las mayores dificultades actualmente se encuentran en el límite del ejido con Eduardo Castex, donde se deben realizar alcantarillados y terraplenes, pero la “falta de piso” no permite el ingreso de maquinarias viales. 

“Nosotros tenemos que tratar de hacer transitables los caminos, ejecutando obras en una zona donde hay un bajo de 2.000 metros que tiene una laguna importante, porque el agua va hacia la ruta nacional 35 y obstaculiza el tránsito” de los productores, explicó Sosa en una comunicación con esta corresponsalía.

El funcionario de la Secretaría de Asuntos Municipales de La Pampa, Rubén Santillán, y el intendente Sosa recorrieron los caminos vecinales de la zona de las escuelas rurales denominadas “de Luchino” y “de Correa”, donde continúa bajando agua de las zonas más altas, provocando anegamientos en varios sectores. 

“Estuvimos recorriendo la zona de la Escuela de Luchino que tenemos en el límite con Eduardo Castex, para ver los caminos vecinales que más nos preocupan porque los productores no cuentan con transitabilidad y pretendemos brindarles una solución”, reconoció Sosa.

La Secretaría de Asuntos Municipales alquilaría maquinarias para ejecutar los trabajos. En ese sector se debe construir “un alteo con alcantarillas para llevar el agua hacia la zona de la denominada laguna de Gino”, explicó Sosa. Y detalló: “Inicialmente tenemos que hacer el alcantarillado y después de un zanjeo, porque en ese sector cada vez tenemos más agua y el sector más comprometido que tenemos en nuestro ejido”.

El productor Juan Carlos Gino sería uno de los más perjudicados por las inundaciones, porque el agua baja hacia su predio rural. “Este productor es uno de los más afectados, pero no tiene inconvenientes que el agua vaya hacia ese sector para facilitar la transitabilidad para el resto de los productores”, dijo Sosa.

Acopio de tosca

La explotación de una cantera en Pichi Huinca, conjuntamente con otros municipios norteños, permitió que la comuna de Arata acopie materiales duros para construir los terraplenes en los caminos vecinales. 

“Estamos haciendo un acopio de tosca en la Escuela de Luchino para levantar los bajos, y tenemos otro acopio en la Escuela de los Hornos y el otro está en el pueblo. Así tenemos la tosca más cerca de los sectores afectados, para después -más adelante- tengamos el material cerca cuando podamos trabajar en los caminos municipales, porque ahora no podemos trabajar porque no se accede por la falta de piso”, indicó Sosa.

El jefe comunal aratense indicó que en la zona de Lote IX se acondicionaron 150 kilómetros de caminos vecinales, pero en la zona límite con el ejido de Eduardo Castex no se pueden realizar obras porque “no hay piso para que accedan las maquinarias” viales. 

“Nos llevará un tiempo podemos hacer esos trabajos, porque hace días que no llueve pero se incrementa el caudal y no sabemos de donde viene el agua o si está surgiendo agua de abajo”, reconoció.

“Ya gastamos el presupuesto anual”

“La plata que teníamos para hacer obras en los caminos vecinales este año, ya la gastamos hace rato”, confesó Sosa. La situación de inundaciones provocó altas erogaciones económicas para los municipios norteños, para paliar esta situación extraordinaria.

“Ahora estamos recibiendo ayuda de Vialidad Provincial y no pagamos nada de todo el movimiento de los camiones desde la cantera (de Pichi Huinca), pero es una suma muy importante donde nosotros solamente tenemos 360 bateas que son 10 millones de kilos y eso representa una suma económica muy importante”, dijo Sosa.

Y graficó los altos costos que demandan las obras en los caminos vecinales. “Tenemos que hacer una obra de 2 mil metros con una retroexcavadora que demandará unos 200 mil pesos que tenemos que gestionar porque supera nuestro presupuesto”, ejemplificó.

Finalmente, el entrevistado se lamentó porque después de tres meses de solicitar ayuda económica al Ministerio del Interior de Nación, aún no tuvieron respuestas desde la Casa Rosada. “Solicitamos un ATN de un millón de pesos, pero en tres meses no recibimos ninguna apoyatura económica”, dijo Sosa.

Fuente: laarena.com.ar