9 de marzo de 2020

8M EN ARATA: EMOTIVO ACTO DE RECONOCIMIENTO A MARGARITA LANZETTI



Este domingo 8 de marzo, a las 10:30 horas, se realizó en el arco de entrada a la localidad de Arata, el acto de conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Dando inicio al mismo, se escucharon las siguientes palabras: “Las mujeres, protagonistas en la construcción social, política, institucional de los pueblos, sólo son reconocidas por la historia oficial en un rol secundario, acompañando el trabajo masculino, el cual queda inmortalizado en el bronce como su principal hacedor. Por ello, es necesario que comencemos a reconstruir la historia del género femenino, identifiquemos a aquellas mujeres que fueron protagonistas, otorguémosle el lugar que se merecen y reivindiquemos su labor. Construyamos los cimientos de luchas y conquistas que nos van a permitir adquirir nuevos derechos.


Y en esta reconstrucción histórica, y adhiriendo a un proyecto presentado por la Secretaria de Cultura y la Secretaria de la Mujer del Gobierno de La Pampa, hoy Arata va a llevar un nombre de mujer. Mujer que fue o es protagonista en nuestro cotidiano, que a través de su trabajo se brinda como ejemplo para todas y todos. Luego de una votación en la que participaron habitantes de nuestra comunidad, y que con mucha satisfacción queremos contarles que surgieron varios nombres de mujeres, hoy Arata se denomina Margarita Esther Lanzetti".


Margarita fue destacada por su ejemplo de vocación, generosidad, fortaleza y superación. Nació en el año 1943, en una mañana fría de agosto, en un campo ubicado entre las localidades de Pichi Huinca y La Maruja. Sus abuelos habían llegado desde Italia buscando un futuro mejor para sus hijos, y fue que labrando la tierra consiguieron dárselo. Hija de un hogar humilde, pero con una madre y un padre que supieron entender sus necesidades y la acompañaron a perseguir sus sueños. Desde muy pequeña supo que quería ser maestra, y por ello al finalizar la escuela primaria en el año 1955 comenzó a trabajar de niñera y de ayudante de peluquería y modista con su prima Piruca. En 1956, se inaugura en Santa Rosa una Escuela Hogar que albergaría a niñas y niños del oeste y sur pampeano para finalizar la escuela primaria. También podían asistir jóvenes de otros lugares de la provincia para realizar estudios secundarios. Como todavía tenía muy presente su objetivo, y gracias al acompañamiento de su familia, se traslada a Santa Rosa a estudiar a la Escuela Normal. Debido a su capacidad de superación, y sabiendo que estaba próxima a poder cumplir su vocación termina sus estudios y regresa a Ingeniero Luiggi con el título de maestra de primaria. Su primer trabajo fue de celadora en Escuela Secundaria, pero en 1963 llega al Lote 9 de Arata, a la Escuela N° 249 que más tarde pasa a ser 158, su segundo hogar, ya que durante 25 años impartió saberes, contuvo y acompaño a muchas y niñas y niños que residían en la zona. En 1968 comienza a construir su familia junto a Orlando, su compañero de vida, pero nunca dejó de trabajar. Tuvieron 3 hijos, César, Daniel y Ana María. Ana, el sol de la casa como ella la define, fallece a los 5 años producto de una enfermedad. Y se produce en Margarita una de esas heridas que es imposible sanar, pero sabiendo que tenía que estar entera porque dos hijos la necesitaban decidió seguir de pie. Su familia fue creciendo, los hijos se hicieron grandes y llegaron los nietos y nietas. Después de jubilada siguió viviendo con Orlando en el campo, su lugar en el mundo. Pero otra vez la vida le planteo un desafío, la fallecer su hijo Daniel. Y como la fortaleza y la superación corren por sus venas, y como no sólo su hijo, sus nietos y nietas necesitaban de ella sino también sus 2 bisnietas, decidió continuar de pie. Hoy Orlando ya no está para acompañarla, pero ella sigue su camino. Reparte sus días entre crucigramas, lecturas, charlas con amigos y familiares. Pero tiene un trabajito, esos que llenan el alma, todos los jueves y desde hace 3 años visita a los abuelos y abuelas del geriátrico donde comparten un espacio de charla, adivinanzas, lecturas; porque la vocación, la generosidad y la fortaleza son los pilares de esta mujer”.


Seguidamente, Margarita recibió un reconocimiento de parte de la Municipalidad y Pueblo de Arata, del cual hicieron entrega el Sr. Intendente Jorge Sosa y la Sra. Juez de Paz, Karen Burgardt.


La homenajeada expresó:  “Agradezco la gentileza que hayan pensado en mi nombre para ponerle a Arata por un día. Gracias por pensar en mí, por comprender mi dolor, por acompañarme. Me siento honrada y halagada por esta elección. Muchas gracias y feliz día para todos”.


Otras mujeres aratenses también fueron nombradas en la votación, por ello, se les otorgó una mención especial:


Nélida Olga Boero: Incansable trabajadora, brindó todos sus esfuerzos para colaborar sin retaceos prácticamente en todas las instituciones del pueblo entre las que podemos mencionar Colegio Secundario, Club Rivadavia, Capilla San José, Centro de Ex alumnos de la Escuela 94. Dirigió durante años el Grupo de Teatro Vocacional, actividad que no pudo continuar desarrollándose desde que ella dejo. Infaltable  cocinera de todos los festivales que se hacían para recaudar fondos, en cuyo entorno se agrupaban sus colaboradoras Beatriz Salto, Olinda y Vitorina Careggio entre otras. Nélida siempre defendió públicamente sus ideas políticas, asistiendo a reuniones públicas y privadas, en tiempo en que las mujeres sólo ejercían el derecho al voto, pero no participaban activamente en la construcción de los partidos a nivel local. Por su ejemplo de compromiso, solidaridad y militancia, hoy también destacamos a Nélida. Su hijo Edgardo recibió el reconocimiento de parte de la Municipalidad y Pueblo de Arata. Hizo entrega del mismo la Sra. Concejala Silvia Zoller.


María Teresa De Aurelli: Incansable educadora, involucrada con todo lo que sea cultural, optimista, visionaria, actualizada, servicial, buena madre y amiga. Destacamos su labor en la creación del Museo Histórico “La Florida”, su continua participación en diferentes instituciones y su trabajo cotidiano en La Biblioteca Popular y en la Capilla San José. Maruca sigue creando, todavía son muchas las ideas que le quedan por plasmar y los proyectos comunitarios por realizar. Gracias por su ejemplo de compromiso, responsabilidad y vocación de servicio. También recibió un reconocimiento de parte de la Municipalidad y Pueblo de Arata. Hizo entrega del mismo la Sra. Secretaria Tesorera, Naty Hecker.


A continuación, Margarita, el Sr. Intendente, la Sra. Jueza de Paz, y las Sras. y Sres. Concejales, junto a representantes de instituciones locales, procedieron a descubrir el cartel de acceso a Arata, renombrado "Margarita".







A continuación Valeria y Andrea Gómez regalaron a los presentes su música y su voz.




Para finalizar este emotivo acto, se propuso una reflexión: “Este camino largo que nos llevó a encontrarnos hoy, con más derechos civiles y económicos, nos tiene que motivar a continuar trabajando para construir una sociedad más igualitaria, donde la brecha salarial desaparezca, donde todas podamos acceder a las mismas opciones laborales, a ocupar cargos de decisión en el ámbito público como privado. Y sobre todo, a que podamos erradicar los femicidios, la violencia de género, el acoso, que nos vienen diezmando. Sólo una sociedad puede considerase justa, cuando todas podamos ejercer nuestro derecho de libertad a elegir, a que se nos respete nuestra integridad física, psíquica y moral. Muchas gracias por su presencia y sigamos trabajando para construir un mundo y una comunidad más justa e igualitaria”.