30 de abril de 2020

SE AMPLÍA LA CUARENTENA FOCALIZADA BAJO ESTRICTOS PROTOCOLOS DE FUNCIONAMIENTO



A partir del próximo 4 de mayo el comercio podrá abrir de lunes a viernes entre las 14 y las 18, siempre bajo el cumplimiento de estrictos protocolos de prevención y control epidemiológico. Además, se habilitan las profesiones liberales (abogados, contadores, arquitectos, martilleros, etc.) y escribanos entre las 13 y las 18; la apertura de Colegios Profesionales entre las 13 y las 18; a trabajadores de casas particulares de 8 a 18 y servicio de peluquerías, entre las 13 y las 18.  

A partir del próximo viernes 1° de mayo se autorizaron salidas de esparcimiento por el término de una hora y en un radio de 500 metros. Esta posibilidad regirá para los días sábado, domingo y feriados. 

Todos quienes se encuentren comprendidos en las actividades habilitadas deberán obtener el permiso de circulación correspondiente que emitirá el Gobierno provincial. La autorización se gestionará a partir del próximo viernes en la página https://www.lapampa.gob.ar/

Las medidas fueron tomadas por el Comité de Crisis, encabezado por el gobernador, Sergio Ziliotto, quien dejó en claro que “la decisión se puede tomar en virtud de la buena situación epidemiológica de La Pampa, que logró aplanar la curva de avance del virus y fortaleció el sistema de salud para afrontar el peor de los escenarios”.

Detalló que en La Pampa se han registrado cinco casos, todos se han curado y precisó que en los últimos 20 días no se ha registrado ningún caso de COVID-19. 

Las nuevas excepciones, subrayó, “son de carácter transitorio” y están sujeta a los cambios que se registren en el status epidemiológico de la Provincia. “Si todo sigue como hasta ahora sostendremos la actividad, sino retrotraeremos la medida”, aseguró. 

“La decisión que tomamos requiere del compromiso y la responsabilidad social de todos los pampeanos sin excepción”, subrayó el mandatario quien apeló a la consciencia colectiva “como la única herramienta para avanzar en una apertura progresiva de la cuarentena focalizada sin que ello implique un riesgo tal que ponga en juego la vida de nadie”.

“A partir de ahora el control para que se eviten los contagios está más en manos de todos que del Gobierno provincial, por eso, más que nunca y aunque suene reiterativo, es necesaria la responsabilidad social”. 

Se ratificó que más allá del avance de la cuarentena controlada, no se debe perder de vista que “el distanciamiento social complementado con un correcto lavado e higiene de manos, y la utilización de alcohol en gel o alcohol al 70 % constituyen la principal medida de protección ante la pandemia”.

“No existe vacuna contra el coronavirus, nosotros somos quienes debemos actuar con profunda responsabilidad social siendo conscientes que con cada acción podemos poner en juego la vida de nuestros seres queridos”, expresó el Gobernador. 

Etapas planificadas y cumplidas 

Ziliotto relató que la aparición de la pandemia llevó al Gobierno de La Pampa a planificar acciones en el marco de escenarios eventuales signados por la dinámica que impone el virus.
En este sentido precisó que “el primer objetivo claro e innegociable fue proteger la vida de los pampeanos. Para esto pusimos en práctica medidas incómodas pero necesarias como la cuarentena y al mismo tiempo invertimos en infraestructura: hoy tenemos 91 camas de terapia intensiva y 531 cámas de medicina general en toda la Provincia”.
“Nos propusimos avanzar en la protección de las personas con menor capacidad para soportar la baja de ingresos que provocaría la pandemia y lo hicimos. Fortalecimos la asistencia a los sectores más vulnerables y nos ocupamos de que no faltara un plato de comida en ningún hogar de La Pampa “, dijo.
El diseño de la estrategia proyectada impuso como tercera fase “la compensación a los trabajadores autónomos, profesionales independientes, pequeñas empresas y comerciantes afectados por la contracción económica. Pusimos las herramientas del Estado al servicio de quienes lo necesitan, porque esa es nuestra concepción ideológica y somos consecuentes con ella”.
En relación a la nueva etapa anunciada, Ziliotto aclaró que se puso en marcha habida cuenta que “en términos epidemiológicos la Provincia se encuentra hoy en condiciones de dar un paso más. Hemos aplanado la curva de avance del virus y al mismo tiempo se fortaleció el sistema de salud, dotándolo del equipamiento y los insumos que hubieran sido necesarios en el peor de los escenarios”.
Finalmente dijo que las medidas tomadas tienen el claro objetivo de reducir los riesgos económicos sistémicos y los posibles efectos económicos a largo plazo de la pandemia, pero sin perder de vista que “la prioridad sigue siendo proteger la vida de los pampeanos”.